10 Consejos para conducir con lluvia

Tabla de contenidos

Luz de emergencia

Led One ECO Connected

Tabla de contenidos

Uno de los factores meteorológicos más frecuentes y a la vez más peligrosos a la hora de conducir por las carreteras es la lluvia. Baja la visibilidad, el asfalto se pone resbaloso, los neumáticos pueden tener poco agarre y es peligroso hacer maniobras bruscas.

Debido a que la lluvia es algo que escapa a nuestro control y generalmente tampoco podemos suspender las actividades previstas por esa condición del clima, en este artículo vamos a nombrar los mejores consejos para conducir con lluvia, para hacer de ello una experiencia más segura.

Primeras pistas a la hora de conducir con lluvia

Tanto si hablamos de una lluvia suave, moderada o fuerte, en todos los casos se puede tornar un factor que genera cierta inseguridad en el conductor a la hora de conducir o apuro por terminar el recorrido para salirse de esa escena. 

Quizás nadie avisó que es esa inseguridad y ese apuro son la causal de accidentes de tráfico los días lluviosos, poner en práctica estos consejos al conducir con lluvia seguro aportará a la seguridad y confianza de todos. 

Tener en cuenta que la lluvia suele ser más peligrosa cuando recién comienza es una base importante. Esto es porque al inicio la carretera aún no está muy mojada y la mezcla de grasa y polvo con las primeras gotas de agua vuelve al asfalto una superficie resbaladiza y poco adherente hasta que se limpie. 

Entonces, es cuando el asfalto presenta esa condición el momento de poner en práctica estos consejos que traemos a continuación.

10 consejos para conducir bajo la lluvia

10 consejos para conducir con lluvia

Aumentar la distancia de seguridad con el resto de vehículos

Mantener una distancia segura a la hora de conducir es algo que siempre debemos hacer, solo que en caso de conducir con lluvia se torna una norma de seguridad clave ya que el coche necesita más distancia para detenerse sin peligro por lo que es aconsejable doblar la distancia de seguridad.

Reducir la velocidad

Debido a que la visibilidad se reduce y las condiciones de la vía no son estables al estar mojadas es imprescindible que como conductor reduzca la velocidad. Esto da mayor tiempo para reaccionar y permite que, en caso de hacer una maniobra brusca, el vehículo no se desestabilice tanto.

Evitar frenar

Si bien puede surgir la necesidad de frenar por diversos factores, es importante tener en cuenta que en caso de lluvia las carreteras se vuelven resbaladizas y no es posible frenar como se haría si estuvieran secas. Entonces en este caso lo más seguro es ir reduciendo la velocidad paulatinamente hasta que el vehículo quede detenido en su totalidad. 

Reaccionar con seguridad ante el efecto Aquaplaning

Se llama aquaplaning cuando se atraviesa un charco o balsa de agua. Cuando esto aparece, el neumático no es capaz de evacuar el agua a su paso, así pierde el contacto con la carretera y en consecuencia el conductor pierde el control sobre el vehículo. 

En este escenario el mejor consejo, junto con reducir la velocidad y no frenar, es sujetar con firmeza el volante y continuar conduciendo. Estas tres claves serán fundamentales para atravesar el efecto aquaplaning.

Mantener una conducción tranquila y suave

El apuro, la brusquedad y los nervios al volante suelen tornarse muy peligrosos en una carretera mojada y con baja visibilidad. Entonces lo mejor siempre será evitar frenazos, cambios bruscos de dirección y de velocidad.

Mantener los cristales limpios y sin vaho

Debido a que los cristales del vehículo por fuera se nublan con las gotas de lluvia y por dentro se empañan generando dificultad para ver con claridad, es fundamental utilizar el limpiaparabrisas con una velocidad apropiada y encender el aire acondicionado o climatizador. De esta manera se evita el vaho y se desempañan los cristales.

Activar las luces de cruce o cortas

Estas luces son imprescindibles en estos momentos ya que es la forma de que podamos ver a los otros vehículos y ser vistos.

Evitar rodar sobre líneas o marcas blancas de la carretera

Como mencionamos antes, en el asfalto mojado los neumáticos pierden adherencia, en suma esto se agrava al circular sobre la pintura blanca que se utiliza para delimitar las carreteras o marcar los pasos de peatones.

Seguir la huella del coche precedente

Los neumáticos de los vehículos que circulaban antes van secando la carretera a su paso. Es así que si se sigue la línea del coche precedente se estará asegurando de conducir por las zonas más secas de la calzada logrando mayor agarre del vehículo.

Mantener los neumáticos, frenos y amortiguadores en perfecto estado

Estos tres elementos del coche son los más importantes a la hora de afrontar la conducción bajo la lluvia de una manera mucho más fiable y segura por lo que es vital llevar un control para que estén en perfecto estado.

La seguridad de las carreteras se construye entre todos

Tener en cuenta estos grandes consejos a la hora de conducir con lluvia forma parte de la responsabilidad en la correcta circulación por las carreteras para que sean un espacio más seguro para todos.

Para ir finalizando con este artículo donde compartimos una valiosa información de ayuda para evitar accidentes, nos gustaría mencionar un dispositivo de señalización de peligro que es apto para utilizar en caso de lluvias y que aporta a la prevención haciéndose muy visible ante esa condición del clima. 

Nos referimos a la baliza V16 para indicar que el vehículo está detenido por accidente o avería. Se está utilizando desde Julio del 2021 y en 2026 será definitivamente obligatoria, reemplazando a los triángulos de emergencia. 

Por lo que ya se encuentra a la venta la PF One Led V16 en PF Seguridad Vial.

Obtén un 10% de descuento en tu primera compra