7 consejos antes de conducir de noche

Tabla de contenidos

Luz de emergencia

Led One ECO Connected

Tabla de contenidos

Muchos conductores optan por conducir de noche, sobre todo en verano y en fechas festivas. Esto se debe a que hay menor tráfico y las temperaturas suelen ser más agradables. También es cierto que para la conducción nocturna es necesaria una mayor precaución, debido a la falta de visibilidad y al cansancio que puede llevar a la somnolencia. Para conducir de noche de forma segura, a continuación te compartimos algunos consejos útiles y valiosos.

Consejos para conducir de noche de forma segura

Descansar bien antes de conducir

Antes de salir a la carretera de noche, es importante descansar lo suficiente. Cuando se conduce con cansancio, se pierde la capacidad de atención y reacción, lo que aumenta el riesgo de quedarse dormido. Según informa la DGT, la somnolencia es una de las causas que más intervienen en los accidentes de tráfico en España.

Los Sistema de alerta de fatiga pueden ser de gran ayuda en los casos de conducción nocturna, ya que detecta la somnolencia y emite una alerta para que el conductor tome un descanso. Si el sistema detecta desvíos en la trayectoria, trata de evitar una posible salida de la vía o invasión de otro carril de forma involuntaria.

Mantenimiento del coche

La conducción nocturna requiere de una excelente visibilidad, se vuelve fundamental ver y ser visto, por lo que es importante que el parabrisas y el alumbrado estén en perfectas condiciones y que los faros delanteros estén correctamente regulados. 

Todos los elementos del coche deben estar en las mejores condiciones, para evitar cualquier imprevisto en el medio de la carretera. Hay que tener en cuenta que por la noche la asistencia en carretera es más compleja.  

Gracias a los avances tecnológicos es posible contar con mejoras en la iluminación. Existen lámparas LED y sistemas inteligentes que mejoran la visibilidad en la conducción nocturna. Estos sistemas muchas veces incluyen faros direccionales, adaptativos y de control inteligente. Los faros adaptativos ajustan de forma automática la intensidad y el ángulo de la luz según las condiciones de la carretera. Por su parte, los faros direccionales mejoran la visibilidad de las curvas y los giros. 

Otro gran avance tecnológico que es recomendable llevar en el coche, es la luz de emergencia V16 con geolocalización. Este tipo de luces como la PF Led ONE V16, cuentan con una gran potencia lumínica y conexión con la DGT. De modo que, si hay un indecente o avería con el coche, en pocos segundos se puede advertir a los demás conductores. 

Ajustar las luces de forma correcta

Si las luces no están ajustadas correctamente, se puede perder un gran porcentaje en la visibilidad del conductor y puede ser una gran molestia para los demás conductores. Las luces que están muy altas pueden encandilar a los conductores que circulan en la dirección contraria y si están muy bajas disminuyen el campo de visión. 

Es importante controlar que el faro esté bien sujetado para evitar que se mueva en la conducción. Si la carretera está en mal estado, o la suspensión del coche está defectuosa y los faros no están bien sujetos, puede moverse mucho, generando una gran molestia en la conducción. 

Concentración al conducir de noche

Conducir durante muchas horas y por la noche, puede ser aburrido especialmente si se recorren largas distancias. Es fundamental mantener la concentración en la carretera y evitar distracciones como el uso del móvil. 

Cuando aparece el cansancio o el aburrimiento, es recomendable descansar de la conducción, caminar y beber agua. Ya que en esos períodos pueden aparecer los microsueños que son sueños cortos y rápidos que duran entre 3 a 5 segundos, que pueden ser muy riesgosos. Si se está conduciendo a 100 kilómetros por hora, con los microsueños se llegan a recorrer unos 130 metros sin estar alertas a lo que sucede en el exterior. 

La mejor decisión que se puede tomar si aparece la somnolencia, es detener la conducción, descansar, y de ser necesario dormir unos 20 minutos. 

7 consejos antes de conducir de noche

Velocidad y distancia de seguridad

Cuando se conduce de noche, además de la visibilidad, también se ve afectada la percepción del espacio y la distancia, ya que el campo de visión está limitado al área iluminada y no es posible ver lo que hay más allá. Es por ello que se recomienda reducir la velocidad y mantener una distancia segura con los demás coches. 

El sistema de control de crucero adaptativo, combinado con el sistema de mantenimiento de trayectoria, puede ser de gran ayuda para lograr mantenerse en los márgenes adecuados de velocidad y distancia. 

Condiciones climáticas

El conducir de noche y con condiciones climatológicas adversas, como lluvia, viento o niebla, requieren de una prevención aún mayor. Además de la iluminación correcta, será necesario utilizar otros elementos del coche, como los limpiaparabrisas que deben encontrarse en perfecto estado para funcionar correctamente. 

Previo a la conducción es recomendable consultar la condiciones climáticas, de esta forma será posible posponer el viaje hasta que se mejoren las condiciones y así viajar más tranquilo. 

Posibles imprevistos

Cuando se conduce de noche es importante aumentar la atención, debido a que pueden presentarse imprevistos, como que se cuece una animal de repente. Hay que tener en cuenta que hay menos visibilidad, y por lo tanto, menor capacidad de reacción. 

Cuando se conduce de noche, realizar maniobras evasivas es más complicado ya que no se tiene en claro lo que hay de ambos lados del coche. En estos casos el sistema de seguridad Pre-Colisión puede ser de gran ayuda. Este sistema está formado por una cámara frontal y un sensor que analizan el estado de la carretera y los vehículos que circulan. Es capaz de detectar ciclistas y peatones de día y de noche. Una vez que lo detecta, el coche avisa con señales sonoras.

Obtén un 10% de descuento en tu primera compra