Cómo combatir el dolor de espalda al volante

Tabla de contenidos

Luz de emergencia

Led One ECO Connected

Tabla de contenidos

Uno de los problemas más comunes que enfrentan los conductores durante viajes largos es el dolor lumbar, que puede afectar seriamente la comodidad y la seguridad en la carretera.

Conducir durante largas horas puede poner un estrés considerable en nuestros músculos y articulaciones, especialmente en la zona de la espalda. Según un estudio de la Organización de Seguridad Vial y Averías del Reino Unido, el dolor lumbar es una queja común entre los conductores británicos durante los viajes largos en coche. 

Neil Worth, director ejecutivo de GEM Motoring Assist, destaca que nuestra anatomía no está diseñada para mantener una postura estática durante largos periodos de tiempo. Esto puede resultar en rigidez y movilidad limitada, especialmente en conductores de mayor edad.

Por eso, es esencial programar paradas frecuentes durante el viaje. Los expertos recomiendan detenerse aproximadamente cada dos horas o cada 150 a 200 kilómetros para estirarse y caminar un poco. Estas pausas no solo ayudan a prevenir el dolor lumbar, sino que también son beneficiosas para la salud general.

Estiramiento y movimiento

Una vez que detengas el coche para descansar, aprovecha la oportunidad para estirar los músculos. El simple acto de caminar y estirarse puede aliviar la rigidez y reducir la tensión en la espalda. 

Presta atención a los músculos de los hombros, el cuello y los pies, ya que también pueden verse afectados por la postura de conducción prolongada. Además, estirarse antes de sentarte en el asiento del conductor puede preparar tu espalda para el viaje y minimizar el riesgo de dolor.

La importancia de la postura al volante

Una postura adecuada es esencial para prevenir el dolor lumbar:

  • Ajusta el asiento de manera que puedas alcanzar los pedales sin separar la espalda del respaldo. 
  • Mantén las rodillas ligeramente flexionadas para evitar tensiones.
  • Evita encorvarte, ya que esto puede aumentar la presión en los músculos de la espalda y la columna. 

Mantener una buena postura no solo contribuye a reducir el dolor, sino que también mejora la seguridad al volante.

Presta atención a los detalles que podrían estar contribuyendo al dolor lumbar. Antes de subir al coche, asegúrate de vaciar los bolsillos traseros de tus pantalones. La presión de objetos como carteras o teléfonos móviles puede desalinear la columna y causar molestias innecesarias. Es muy importante volver a estirar cuando se llega al destino. Estar atento a estos detalles puede marcar una gran diferencia en la comodidad durante el viaje.

Cómo combatir el dolor de espalda al volante

Planificación para un viaje sin dolor de espalda

La planificación adecuada es esencial para reducir el dolor lumbar durante los viajes en coche. Antes de salir, identifica lugares donde puedas detenerte y descansar. Programa descansos frecuentes en tu ruta para estirarte y caminar. 

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), la fatiga al volante contribuye hasta en un 30% de los accidentes de tráfico. Esta alarmante cifra resalta la importancia de adoptar una mentalidad preventiva antes de emprender un viaje de larga distancia. Es fundamental descansar bien antes del viaje y asumir que los descansos formarán parte del trayecto.

Estos pequeños cambios en tu planificación pueden marcar una gran diferencia en cómo te sientes al final de tu viaje.

Obtén un 10% de descuento en tu primera compra