Cómo evitar las altas temperaturas en el coche

La exposición al sol puede convertir un coche aparcado en una trampa mortal, elevando la temperatura en su interior a niveles peligrosos en cuestión de minutos. Este fenómeno no se limita a zonas especialmente cálidas, lo que hace que sea crucial tomar medidas para proteger a los conductores y ocupantes de los vehículos. 

Un estudio realizado por el Club de Automovilistas de Suiza (TCS) arroja luz sobre este peligro y ofrece consejos para mantenerse a salvo durante el verano.

El calor extremo: un riesgo para la vida

El estudio del TCS advierte que, a partir de los 40 grados, permanecer en el interior de un automóvil puede ser peligroso. Por lo tanto, la primera precaución es evitar en todo momento esta circunstancia. 

No se debe dejar a niños ni animales en el interior de un automóvil expuesto al sol, ni siquiera por cortos períodos. Las superficies plásticas y los revestimientos en el interior de un vehículo pueden alcanzar fácilmente los 45 grados, lo suficiente para causar quemaduras y lesiones en la piel.

Permanecer en el interior de un coche sobrecalentado puede llevar rápidamente a una deshidratación extrema, lo que representa un riesgo mortal para el organismo.

Precauciones esenciales

Antes de ingresar a un coche que ha estado estacionado bajo el sol, es recomendable airear el interior bajando las ventanillas. Al comenzar el viaje, es importante reducir la temperatura del habitáculo utilizando el aire acondicionado, pero no en más de seis grados en comparación con la temperatura exterior. Esta diferencia gradual evitará contrastes bruscos que puedan perjudicar a los ocupantes. 

Además, para prevenir que el interior del coche alcance temperaturas peligrosas, el estudio del TCS sugiere la utilización de parasoles en las lunetas. Este simple accesorio ha demostrado ser efectivo, ya que los vehículos expuestos al sol sin un parasol en el parabrisas alcanzaron una temperatura interior de 77 grados, mientras que los vehículos protegidos con parasol mantuvieron el termómetro en 37 grados, marcando una diferencia de 40 grados.

¿El color del coche afecta a la temperatura?

El color de la carrocería del coche no tiene tanto impacto como se podría pensar en el calentamiento del interior del vehículo. Si bien los colores oscuros absorben más calor en los primeros minutos de exposición, con el tiempo, la temperatura interna de los vehículos de colores oscuros se iguala a la de los vehículos de colores más claros. Esto sugiere que la elección del color no es un factor determinante en la prevención del calor extremo en el interior del coche.

Cómo eliminar las altas temperaturas en el coche.

Eliminando el calor del coche

Contrariamente a la creencia común, dejar las ventanillas parcialmente abiertas no es efectivo para moderar las temperaturas interiores. Las mediciones del TCS indican que este hábito apenas reduce la temperatura del habitáculo en dos grados después de 30 minutos de exposición al sol. Sin embargo, mantener las ventanas abiertas brevemente después de iniciar el viaje puede ayudar a enfriar el interior antes de encender el aire acondicionado.

Afortunadamente, según el estudio realizado por TCS, las altas temperaturas no suelen causar problemas mecánicos en los vehículos modernos con un mantenimiento adecuado. Esto incluye tanto a los vehículos convencionales como a los coches eléctricos. 

Las baterías de los coches eléctricos, en su mayoría ubicadas en la parte inferior del chasis, no están expuestas directamente al sol, lo que evita su deterioro. Durante las pruebas, los coches eléctricos mantuvieron un funcionamiento eficiente a temperaturas de hasta 35 grados, con solo una disminución del 4% en la autonomía en comparación con climas más templados.

Índice

Luz de emergencia

LEDONE ECO Connected