¿Qué son los Coches ‘okupas’ de la calle? ¿Qué dice la DGT?

Tabla de contenidos

Luz de emergencia

Led One ECO Connected

Tabla de contenidos

La DGT agiliza el proceso para dar solución a una problemática que viene acarreando el parking español. Cada año, unos 50.000 vehículos son abandonados por sus dueños, ocupando espacios públicos, y en algunos casos espacios privados, que podrían ser utilizados por otros usuarios de la vía pública. 

Los llamados coches ‘okupas’ son aquellos que se ven abandonados, ya sea por daños o averías, por un largo periodo de tiempo en la vía pública o en un parking. Para ellos, la DGT ha decidido tomar cartas en el asunto, reinterpretando la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial en su artículo 106. 

A continuación te contamos cuáles son las medidas y formas de proceder para dar fin a esta problemática

Tratamiento residual de vehículos abandonados

No solo se encuentran coches ‘okupas’ en las vías públicas y a la vista de todos, también se estima que hay unos 6.000 que permanecen en aparcamientos públicos, en talleres y depósitos municipales. Y alrededor de 20.000 en aparcamientos de centros comerciales, hoteles, hospitales, aeropuertos, urbanizaciones, garajes privados o comunidades de propietarios.

El mayor inconveniente, es que además sus propietarios no toman la responsabilidad de darlos de baja en los registros de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Es así, que ante la nueva interpretación del artículo 106 de la LSV se ha dado vida a la Instrucción VEH 2022/26 del 29 de septiembre, donde se establece el procedimiento que se llevará a cabo para resolver tal problemática. 

Esta Instrucción, incluye la posibilidad de que los propietarios de espacios privados que son perjudicados por la irresponsabilidad de quienes abandonan los vehículos en sus dependencias, procedan a pedir su retiro de una manera más ágil y efectiva.

Para todos los casos, se emprende la tarea de gestionar la destrucción y descontaminación mediante el ingreso a los desguaces de aquellos vehículos que, por diversas circunstancias, son abandonados por sus titulares. 

Para ello se deberá constatar que efectivamente se trate de un vehículo abandonado, por lo que se gestionará un procedimiento particular.

Coches okupas ¿Qué son y que hace la DGT con ellos?

Instrucción para retirar coches ‘okupas’ de espacios públicos y privados

Cabe aclarar que el procedimiento previo a esta instrucción que debían seguir las empresas, administraciones y ciudadanos para que retiren los vehículos abandonados de los lugares de los que ellos eran responsables, no estaba incluido en la normativa. Ellos debían solicitar por vía judicial su retiro, y esto resultaba ser por mucho, muy lento. 

Pero actualmente, la DGT ha presentado otro mecanismo que lo hace más simple y lo asemeja al que se sigue con los coches olvidados en las calles y carreteras.

Esta nueva instrucción habilita a que la Administración competente pueda decidir el traslado del coche abandonado a un desguace (centro autorizado de tratamiento de vehículos)  para iniciar el proceso de destrucción y descontaminación, en caso de que se trate de vehículos averiados, sin poder usarse para la circulación o sin matrícula. 

Pero antes de emitir la orden, habrá que asegurarse que dicho vehículo esté efectivamente abandonado. Por lo tanto se ha instruido un proceso garantista, mediante el cual primero se advierte al titular que, en caso de no retirarlo en el plazo de un mes, se procederá a trasladarlo al centro de tratamiento para estos tipos de vehículos. 

Ahora bien, si no se lo ha retirado cumplido ese plazo, se procederá a ingresarlo a un desguace. 

En suma, en caso de que la solicitud de retiro de un vehículo provenga de un espacio privado, deberá presentar una serie de documentos que confirmen de alguna manera el abandono del vehículo: certificado del administrador, acta notarial, fotografías, etc. Y esto será siempre y cuando hayan pasado dos meses de que el dueño no se haya presentado a retirarlo del lugar.

Por otra parte, debe saberse que tan solo se podrán retirar aquellos coches que no estén acogidos a la ley de contrato de aparcamiento.

Vehículos abandonados en buen estado

Existe otra realidad en el universo de los coches ‘okupas’ y es que en algunos casos se trata de vehículos que se encuentran en buen estado para ser usados. 

Para ellos, la DGT ha tomado otro tipo de medida, de manera que no se destruyan los que podrían tener un segundo destino posible. 

Es así que se llegó a la novedosa solución de que las autoridades competentes puedan sustituir el tratamiento residual de un vehículo abandonado en buen estado por su cesión a los servicios de tráfico. De esta manera, tanto los coches como las motos abandonadas podrían ser destinadas a las labores de vigilancia de los cuerpos policiales españoles.

El hecho de que haya vehículos abandonados no solo repercute en que otros usuarios de las carreteras no puedan hacer uso de los aparcamientos, también son un obstáculo permanente para la circulación. Por lo que esta medida, además de liberar espacio para aparcar, también contribuye a que en caso de accidentes haya un impacto menor.

Obtén un 10% de descuento en tu primera compra