Más del 61% de personas sin usar el cinturón de seguridad en 2022.

Tabla de contenidos

Luz de emergencia

Led One ECO Connected

Tabla de contenidos

El pasado 4 de abril la Dirección General de Tráfico (DGT) lanzó una campaña y reforzó la vigilancia del uso de cinturones de seguridad y sistemas de retención infantil en los vehículos que circulan por vías urbanas e interurbanas, para lo que destinará diversos medios como helicóptero y cámaras de vigilancia automatizadas.

Los datos emitidos por la DGT muestran que el cinturón de seguridad es el dispositivo que salva más vidas en la carretera. Gracias a su eficacia, el cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente, pero aún así, sigue muriendo una cuarta parte de personas en accidentes viales a causa de no llevar puesto el cinturón de seguridad.

En el año 2021, hubo un aumento del 4% de fallecidos en automóviles y furgonetas por no usar el cinturón de seguridad (del 22% al 26%) en comparación con el anterior año 2019.

La nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial endurece el no uso del cinturón de seguridad con la pérdida de 4 puntos del carnet.

Tras los alarmantes datos registrados, la DGT centró sus esfuerzos en endurecer las sanciones recogidas en la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial con la pérdida de 4 puntos por no llevar el cinturón de seguridad y/o no utilizar los sistemas de retención infantil homologados o no utilizarlos de forma correcta.

Como consecuencia de estos datos, los agentes de tráfico de la Guardia Civil y los distintos cuerpos policiales autonómicos y locales incrementarán la vigilancia del uso de cinturones y dispositivos de seguridad en todas las vías y carreteras españolas como objetivo principal de esta campaña.

Esta campaña de vigilancia se intensificará desde el aire gracias a los helicópteros a disposición de la DGT y las 216 cámaras de vigilancia que se encuentran a lo largo de las carreteras y autovías de España.

“El uso del cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente”. Informa la DGT.

Aparte del uso obligatorio del cinturón de seguridad, es imprescindible que el cinturón esté homologado, bien anclado y sujeto, con el reglado correcto.

El cinturón de seguridad actúa como elemento clave para el buen funcionamiento del airbag, ya que el uso del cinturón reduce el impacto contra el airbag y ambos métodos de seguridad funcionan mejor juntos que por separado.

La DGT recalca con datos significativos las lesiones que pueden verse reducidas en conductores y pasajeros por el buen uso del cinturón de seguridad, cifras que se ven drásticamente reducidas en lesiones cerebrales, fracturas craneales, heridas y fracturas faciales, lesiones oculares y pulmonares.

La utilización y uso adecuado de los sistemas de retención infantil reduce hasta un 75% las lesiones graves o mortales en niños

La importancia de usar el cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil se incrementa en niños, ya que el número de lesiones infantiles graves o mortales se hubieran reducido en nueve de cada diez accidentes.

En España, es obligatorio que los menores de edad vayan sentados en los asientos traseros con los correspondientes sistemas de retención infantil homologados y correctamente colocados en el sentido contrario a la marcha y adecuados teniendo en cuenta la talla y el peso.

El uso de los sistemas de retención infantil es obligatorio en menores de edad que tengan una altura igual o inferior a 135 centímetros y es recomendable hasta los 150 centímetros.

Esta nueva campaña impulsada por la DGT viene precisamente motivada por el incremento de hasta un 46% de sanciones por el no uso de los sistemas de retención infantil durante el 2022 con respecto al año 2021. Se detectaron un total de 280 niños sin el sistema de retención infantil durante el curso de 2022, siendo un total de 192 niños detectados sin usar el sistema de retención infantil en el año 2021.

Además de su uso obligatorio si no se utilizan correctamente los sistemas de retención infantil, un simple frenazo a tan solo 50 km/h puede causar lesiones severas en niños tales como traumatismos cerebrales o torácicos, fracturas costales y abdominales, y desgarros y fracturas severas que podrían provocar la muerte del infante.

Según los datos ofrecidos por la DGT, durante el presente año 2022, un 24% de las personas fallecidas en accidentes viales no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Este porcentaje de media es una constante que no ha bajado en los últimos 7 años. Por hacernos una idea, este porcentaje indica que uno de cada cuatro ocupantes de un vehículo va a morir por no llevar puesto el cinturón de seguridad.

Obtén un 10% de descuento en tu primera compra